Logo CCONG

Noticias

Carta abierta a Juan Mario Laserna, director de la Revista Dinero, a propósito del informe especial "¿Sinónimo de Lucro?”

Señor:

JUAN MARIO LASERNA JARAMILLO

Director

Revista Dinero- Publicaciones Semana

Ciudad

 

Respetado señor:

 

En nombre de la Confederación Colombiana de ONG - CCONG, entidad que agrupa alrededor de 800 entidades sin ánimo de lucro - ESAL como son federaciones, asociaciones, corporaciones y fundaciones, con presencia en 22 departamentos del país y que tiene como uno de sus propósitos, el de buscar condiciones favorables para la labor que realizan en beneficio del país, le escribo para manifestarle mi malestar y el de las organizaciones pertenecientes a la CCONG por el contenido del informe especial “¿Sinónimo de Lucro?” publicado en la revista que usted dirige.

En él, se habla de las Entidades Sin Ánimo de Lucro (ESAL) cuestionando de manera tendenciosa y malintencionada sus fuentes de financiación, sin reconocer la enorme diversidad que hay en el sector, e ignorando la norma básica del equilibrio periodístico, que es la de incluir la voz de diversas fuentes.

Por tanto, además de manifestar nuestra molestia, lo invito a que, cada vez que en su revista se dirijan a las ESAL, lo hagan de manera amplia, ya que éstas van más allá de las fundaciones y cooperativas tan mentadas en el artículo.

Dada esa diversidad a la que ya he aludido, resulta inadecuado presentar cifras agregadas en cuanto a ingresos de las ESAL por cuanto dentro de estas, y solo por mencionar algunas, se encuentran iglesias, universidades, cajas de compensación familiar, asociaciones gremiales y cámaras de comercio que según el caso, ejercen funciones delegadas por el Estado. Por tanto, sería conveniente precisar los ingresos por tipos de entidades para hacer análisis más detallados sobre los ingresos y gastos, ya que no es un común denominador en todas las ESAL.

De igual forma, no compartimos la afirmación del artículo según la cual “las ESAL son una gran rueda suelta”, pues, como usted bien debe saber, estas entidades tienen una instancia de inspección, vigilancia y control dependiendo del objeto misional por el que se crearon. Tampoco es cierto que no existan normas para ejercer control sobre las ESAL, lo que sucede es que el Estado no ejerce ese control. Por ese motivo, los cuestionamientos no deben dirigirse únicamente a las organizaciones sociales, sino a la forma en que se les controla.

Con el ánimo de aportar a que su revista tenga un mejor entendimiento de las ESAL, y concretamente de las que están agrupadas en la CCONG, nos permitimos hacer las siguientes consideraciones:

1. La Constitución de 1991 generó condiciones institucionales y jurídicas de mayor visibilidad e independencia de las Entidades Sin Ánimo de Lucro y facilitó la autonomía, la participación institucional y la presencia activa de las organizaciones en la deliberación pública de las políticas, en la prestación de servicios sociales y en el control de los programas gubernamentales.

2. La principal característica de las ESAL es su inmensa diversidad, que se constituye, a su vez, en un inmenso capital social. Esa diversidad se evidencia en su naturaleza jurídica, los promotores iniciales, su tamaño, el alcance de su trabajo, las modalidades de acción, los objetos sociales que desarrollan y su perfil ideo-político.

3. Las ESAL se diferencian de otro tipo de organizaciones privadas, en particular de las empresas u organizaciones de la economía solidaría que buscan producir rendimientos a sus asociados.

Las ESAL buscan realizar una actividad que sea sostenible y los excedentes producidos, si se generan, no se distribuyen, sino que se reinvierten en actividades afines a la misión institucional de acuerdo con la normatividad establecida por el Estado Colombiano. 

4. Las ESAL, al igual que las demás entidades del régimen privado están obligadas a cumplir con los impuestos de IVA, retención de IVA, retención en la fuente, ICA y renta, así como a presentar medios magnéticos nacionales y distritales. De igual forma, están obligadas a presentar, dentro de los primeros cuatro meses de cada año, sus informes técnicos y financieros a la entidad que ejerce la inspección, vigilancia y control. A lo anterior se suma el compromiso de adoptar las Normas Internacionales de Información Financiera – NIIF.

5. Cuando las ESAL manejan recursos públicos o de cooperación internacional también tienen la responsabilidad y obligación de informar acerca de los resultados obtenidos y la ejecución de los recursos. Esto casi siempre va acompañado de auditorías externas, que se constituye en un control adicional del que ejerce el Estado.

6. Desde la Confederación Colombiana de ONG- CCONG se vienen promoviendo, desde hace más de 7 años, mecanismos de autorregulación entre las organizaciones confederadas. Uno de esos mecanismos es la promoción de la transparencia y el ejercicio de rendición social pública de cuentas, del cual se produce información como, por ejemplo, que de 8.939 trabajadores que laboran en 133 organizaciones entre asociaciones, corporaciones y fundaciones, el 71% se encuentra con contrato laboral, lo cual es un aporte importante que hacen estas organizaciones sociales a la generación de trabajo formal.

En aras de contribuir a su conocimiento y el de los periodistas que trabajan en su revista, le compartimos cinco documentos sobre las Entidades Sin Ánimo de lucro que hacen referencia a definición de ONG; mecanismos de autorregulación; marcos jurídicos de las ONG en la región andina; concepto jurídico sobre registro de las ESAL y el documento que se entregó a la Comisión de Expertos de la reforma tributaria, los cuales pueden descargar en el link https://www.dropbox.com/sh/pkw8uwfwvtei4f0/AABlDBtOPRj5ZpuK0asdu2Gha?dl=0

Aprovecho para expresarle, no solo mi voluntad sino la de los demás miembros de las organizaciones confederadas, para conceder entrevistas o colaborar de la mejor manera, para que los contenidos de sus artículos reflejen de manera veraz e imparcial la realidad del sector.

Me gustaría, asimismo, pedir que se le brinde a la CCONG, la oportunidad de responder públicamente al contenido del artículo, como obliga el rigor periodístico y por último, dejo abierta la posibilidad de realizar un foro conjuntamente con ustedes y con otros actores de las entidades sin ánimo de lucro, para dialogar y reflexionar sobre el tema en cuestión, por lo que quedo pendiente de su positiva repuesta.

Cordial saludo,

Liliana Rodríguez Burgos

Directora Ejecutiva

***

Artículo de Revista Dinero: http://www.dinero.com/edicion-impresa/informe-especial/articulo/entidades-animo-lucro-estan-bajo-lupa-del-gobierno/208049


Noticias anteriores